Curcumina y piperina – Aliados no sólo para la pérdida de peso

0
Piiperina para adelgazar

Reduce la ingesta de sal, y en lugar de ella empieza a usar especias.

Esta es una recomendación bien conocida de los médicos y nutricionistas, especialmente si tienes hipertensión o enfermedad renal.

Aún pocos de nosotros somos conscientes de que las especias no son sólo una forma de mejorar el sabor de los platos, en los que nos deshacemos de la sal, sino también una forma de aumentar sus propiedades saludables.

La medicina popular resalta el papel de las hierbas y de las especias en la salud humana, fueron utilizadas en la antigüedad por médicos de Oriente Medio y la India, y como ahora sabemos, superaban con creces el conocimiento de los europeos.

Entre las especias nos gusta buscar aquellas que muestran alguna acción especial y que estén probadas. En el contexto de la dieta, nos gustaría, además de mejorar la salud, apoyar al máximo los procesos de adelgazamiento.

De esta forma, vale la pena decir algunas palabras sobre dos de ellas: la pimienta negra y la cúrcuma, o más precisamente sobre sus ingredientes activos, es decir, la piperina y la curcumina.

La piperina y la pimienta

La piperina es el principal ingrediente al que la pimienta, a ella debe su sabor y sus beneficios para la salud.

Según diversas fuentes, el contenido de piperina en la pimienta blanca y la negra oscila entre el 2 y el 7%. Algunos piensan que la pimienta negra contiene más cantidad de este ingrediente [1].

La pimienta se ha utilizado largo tiempo como especia, aunque además como remedio para los dolores musculares, estomacales, indigestión, dolores reumáticos y la fiebre.

Añadida a infusiones, puede aliviar la migraña y los dolores de garganta.

Desafortunadamente, la solubilidad de la piperina en el agua es bastante escasa, pero el desarrollo de la tecnología ha permitido aislarla y añadirla a distintos tipos de productos [1].

Propiedades antioxidantes y digestivas

Los contaminantes del medio ambiente, la actividad física intensiva, las lesiones o las enfermedades pueden provocar la formación de grandes cantidades de radicales libres.

Conocemos muchas sustancias con efectos antioxidantes, es decir, que eliminan los radicales libres, entre ellas encontramos la vitamina C. La piperina también juega un papel importante y aumenta el nivel de enzimas en el organismo, que ayudan a su vez en la lucha contra los radicales libres, como la catalasa o la glutatión peroxidasa [1,2].

La piperina también tiene un efecto protector sobre el hígado y favorece la eliminación de toxinas (no lo hace por sí misma, sino que moviliza y apoya al hígado en estas tareas).  También favorece la digestión al estimular la secreción de enzimas digestivas en el páncreas y los ácidos biliares [1,2]

La piperina en el tratamiento del cáncer

Aunque llevados a cabo en gran parte in vitro y en animales, aunque dignos de atención, existen estudios sobre la influencia de la piperina en el desarrollo del cáncer.

Este compuesto puede inhibir la angiogénesis, es decir, la formación de capilares que alimentan el tejido canceroso.

Sus propiedades anticancerígenas pueden asociarse al cáncer de mama y de próstata. [3,4].

Propiedades antiinflamatorias y sinérgicas

Su efecto antioxidante viene acompañado de un efecto pro-inflamatorio, en el que la piperina reduce la secreción de numerosas citocinas y también puede mejorar el estado de los pacientes con asma [1,4].

Al administrar el medicamento al paciente, nos gustaría que funcionara lo mejor posible. Esto suele garantizarlo su alta biodisponibilidad. Resulta que la piperina puede aumentarla.

Este aspecto ha sido probado en antibióticos beta-lactámicos (p. ej., la amoxicilina, utilizada en muchas infecciones bacterianas), la gatifloxacina (principalmente en infecciones respiratorias) y el docetaxel (fármaco anticancerígeno utilizado para tratar el cáncer de próstata, de mama y de pulmón) [1].

¿Cuánta curcumina hay en la cúrcuma?

El segundo ingrediente activo del que me gustaría hablar en esta entrada es la curcumina.

Además de en la cúrcuma, también se encuentra en el curry, una mezcla de especias que contienen raíz amarilla.

Constituye tan sólo del 2 al 5% de la especia (en una cucharada, es decir, en 1 g sólo encontraremos hasta 50 mg de este compuesto).

Tan diferente y a la vez tan similar

La curcumina, al igual que la piperina, también tiene un efecto antioxidante, consistente en eliminar las formas reactivas del oxígeno y del nitrógeno, aunque también en aumentar la actividad de las enzimas que protegen contra su formación.

Por esta razón, la curcumina también puede tener un efecto protector sobre el cerebro y sobre todo el sistema nervioso.

También reduce el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, especialmente el Alzheimer (estimula la eliminación del beta amiloide) y el Parkinson (protección de las neuronas). También puede aliviar las migrañas [5].

Otra similitud es su efecto antiinflamatorio sobre las vías respiratorias, donde la curcumina actúa como inmunomodulador (regula el sistema inmunológico).

La cúrcuma también puede aliviar las enfermedades articulares, principalmente la artritis reumatoide (AR), ya que modula la actividad de las enzimas pro y antiinflamatorias, la secreción de citoquinas y posee un efecto antioxidante. [5,6]

La curcumina como parte de una dieta anticancerígena

La curcumina también reduce la inflamación durante la pancreatitis y la gastritis asociada con la infección por Helicobaacter pylori [5].

Gracias a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, la curcumina también puede inhibir el desarrollo del cáncer en las etapas de promoción y progresión. También puede acelerar la muerte de las células cancerosas al afectar la expresión de distintos genes. Puede reducir el riesgo de desarrollo de cáncer de mama, próstata, colorrectal, rectal, pulmonar o pancreático [7].

¡Piperina y curcumina una combinación ideal!

La piperina no sólo funciona sinérgicamente con los medicamentos, sino que también funciona bien con la curcumina, ¡aumentando su biodisponibilidad hasta en un 2000%! Esta combinación, según los científicos, es una gran terapia contra el cáncer [1].

Dado que la piperina mejora el aprovechamiento de la curcumina y sin efectos secundarios, su efecto también aumenta en muchos otros niveles, especialmente en términos de síndrome metabólico o dislipidemia. La combinación de ambos ingredientes también apoya mejor las tareas de adelgazamiento, del que ahora toca hablar.

Especias para adelgazar

El mismo efecto antioxidante y la inhibición de los compuestos pro-inflamatorios, incluyendo los producidos por el tejido adiposo, ya apoya el proceso de pérdida de peso. 

Además, la curcumina mejora el perfil lipídico, que en caso de sobrepeso y obesidad suele ser anormal. En combinación con la piperina reducirá la concentración de colesterol LDL y de triglicéridos en sangre, y aumentará los niveles de colesterol HDL. También reduce la resistencia a la insulina y mejora el metabolismo general de los carbohidratos.

En el contexto estricto del adelgazamiento, la curcumina aumenta la actividad de la lipasa en los músculos esqueléticos y, por lo tanto, el aprovechamiento de los ácidos grasos con fines energéticos. También inhibe la diferenciación de los adipocitos y su proliferación, lo que también favorece la pérdida de peso [5].

La piperina, además de su efecto sobre el sistema digestivo y una mejor digestión de las grasas, también acelera el metabolismo y aumenta la temperatura corporal, lo que a su vez se traduce en un aumento de las necesidades calóricas básicas.

Lee también: Black Latte – Una Bebida Que Ayuda A Adelgazar Opiniones

La adición de pimienta o piperina en la dieta en forma de preparados puede, por tanto, estimular el proceso de pérdida de peso. Una vez más, cabe destacar que la pérdida de peso corporal provoca un déficit calórico, que se consigue mediante un mayor gasto energético provocado por el entrenamiento, o a la acción termogénica de diversos medios.

La piperina también aumenta la asimilabilidad de numerosos nutrientes, lo que puede mejorar la salud general y aumentar los efectos adelgazantes de una dieta adecuada [1].

Los informes científicos indican que la piperina también puede inhibir la formación de tejido graso, aunque hasta el momento no se han realizado buenos estudios, y los llevados a cabo en animales, suelen hablar de una falta de acción.

Conclusiones

La piperina y la curcumina muestran una serie de efectos beneficiosos para la salud. En el contexto del sobrepeso y la obesidad pueden prevenir la formación de los compuestos pro-inflamatorios producidos por los adipocitos, mejorar la glicemia y el perfil lipídico y, de esta forma, contrarrestar el síndrome metabólico y la diabetes mellitus.

Sus propias propiedades antioxidantes y antiinflamatorias por sí solas pueden mejorar la salud general y la eficacia de la terapia de adelgazamiento. Además, la curcumina inhibe la formación de tejido graso. 

La piperina no ha sido probada hasta ahora, pero el hecho de que aumente significativamente la biodisponibilidad de la curcumina la convierte en un aliado importante en la lucha contra los kilos no deseados. Las especias que contienen estos ingredientes son utilizadas por casi todos en casa.

Antes de tomar suplementos, cambiemos nuestra dieta a una mejor, introduzcamos el esfuerzo físico y procuremos añadir pimienta y cúrcuma a nuestros platos.

Bibliografía:

  1. Piperine—the bioactive compound of black pepper: from isolation to medicinal formulations.
  2. https://www.sciencedirect.com/topics/agricultural-and-biological-sciences/piperine
  3. Manayi, A., Nabavi, S. M., Setzer, W. N., & Jafari, S. (2019). Piperine as a potential anti-cancer agent: a review on preclinical studies. Current medicinal chemistry. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28545378
  4. Sunila, E. S., & Kuttan, G. (2004). Immunomodulatory and antitumor activity of Piper longum Linn. and piperine. Journal of ethnopharmacology, 90 (2-3), 339-346. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15013199
  5. Pulido-Moran, M., Moreno-Fernandez, J., Ramirez-Tortosa, C., & Ramirez-Tortosa, M. (2016). Curcumin and health. Molecules, 21 (3), 264. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26927041
  6. Hewlings, S., & Kalman, D. (2017). Curcumin: a review of its’ effects on human health. Foods, 6(10), 92. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29065496
  7. Kunnumakkara, A. B., Bordoloi, D., Padmavathi, G., Monisha, J., Roy, N. K., Prasad, S., & Aggarwal, B. B. (2017). Curcumin, the golden nutraceutical: multitargeting for multiple chronic diseases. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27638428
Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here